Cómo hacer leche de marihuana

0
268
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

El cannabis es en la actualidad uno de los productos más consumidos. Puedes consumirlo de diferentes formas, aunque una de las más comunes es a través de la comida y/o bebida. ¿Quién no ha probado las galles de marihuana?¿Y los brownies? Lo cierto es que durante la ingesta, obtienes un increíble efecto sin necesidad de fumarlo. Hoy vamos a contaros cómo hacer leche de marihuana. ¡Verás qué delicia!

La receta de la leche de marihuana es realmente sencilla, aunque es cierto que hay algunas variables que pueden influir muchísimo en sus efectos, en su potencia y en el sabor que proporciona. También influye en el color del producto final.

Cómo hacer leche de marihuana: la receta

Os vamos a contar la receta más tradicional y, a partir de ahí, tú decides si apuestas por esta o no. Esta receta ha sido consumida or generaciones de consumidores de cannabis. Tiene un color verde con un sabor intenso y un efecto realmente alucinante. ¡Prepárate!

*Publicidad

Debes saber que la potencia del efecto es variable dependiendo de la variedad que hayas seleccionado para los cogollos. Como bien sabes, algunas variedades tienen un alto porcentaje de THC, por lo que el colocón será mayor. Sin embargo, si apuestas por variedades más suaves, la potencia del efecto al ser consumida es mucho menor.

Para la elaboración de esta receta necesitarás 1 Litro de leche entera y 2 Gramos de cogollos frescos o secos. Es imprescindible que la leche sea entera, es decir, con grasa. Cuando cuezas los cogollos en la leche, los cannabinoise se adherirán a la grasa de la leche. Si no hay grasa, no habrá casi efecto.

Receta de la leche de marihuana

Bien, ahora que hemos explicado lo básico, empezamos a hacerla. Es necesario poner a calentar el litro de leche en una cazuela. Tiene que estar caliente pero debemos evitar que llegue a hervir. Cuando esté lo suficientemente caliente, tendremos que añadir ls gramos de cogollo de marihuana y dejar que la leche siga la cocción durante media hora.

Es importante recordar que la leche no tiene que hervir. Esto podría volatilizar los cannabinoides que se encuentran en los cogollos, lo cual reduciría el efecto de la leche de marihuana y podría llegar a eliminarlo.

Debes desmenuzar los cogollos antes de añadirlos a la leche. No es recomendable romperlos demasiado, es decir, no utilices el grinder. Cuando haya transcurrido la media hora, colamos la leche y separamos la materia vegetal del líquido. Utiliza un colador.

¡Y ya está! Ya tienes tu litro de leche de marihuana (con color verde) y un sabor delicioso. Puedes consumirla caliente o fría y si te apetece hasta con cereales.

Los efectos de consumir leche de marihuana

Es muy importante saber que no es lo mismo fumar marihuana que consumirla. Cuando consumimos alimentos con marihuana, los efectos son mucho más potentes que cuando la fumamos. Son más potentes y también más duraderos. También tarda más en hacer efecto. Por todo ello, hay que tener cuidado al consumirla. Los efectos pueden llegar entre media hora y una hora tras la ingesta. Por tanto, bebe la leche de marihuana poco a poco y espera antes de seguir consumiéndola.

Si nos excedemos en el consumo, puedes tener un efecto demasiado fuerte que llegue a marearte, provocar vómitos e incluso bajarte la tensión. Por tanto, consume leche de marihuana en pequeñas cantidades y espera a ver los efectos antes de continuar con el consumo.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here