THC de una planta de marihuana, ¿Qué es?

7
9940
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 3,67 de 5)
Cargando...

Las siglas THC hacen referencia a Tetrahidrocannabinol. Este elemento también es conocido como delta 9, y se trata del componente psicoactivo del cannabis. En las variedades de semillas de marihuana, cada banco suele indicar sus niveles de THC.

thc marihuana cannabis

¿Qué es el THC?

El THC o también conocido como Tetrahidrocannabinol es el cannabinoide más famoso y perseguido de la marihuana. Aunque, se le atribuyen efectos psicoactivos, también aporta beneficios terapéuticos.

*Publicidad
dto blog5

El THC o tetrahidrocannabinol es un elemento que encontramos en las plantas de marihuana, especialmente en los tricomas, que suelen recubrirlas. Existen diferentes teorías sobre su presencia. La mayoría de ellas están relacionadas con el sistema de autodefensa de la planta frente a diversos elementos externos. Por ejemplo, algunos expertos aseguran que el THC sirve como elemento para protegerse de los herbívoros. Otra teoría hace referencia a que el tetrahidrocannabinol sirve a la planta de marihuana para protegerse de una excesiva radiación de UV. Debido a que se ha detectado que posee una alta capacidad de absorción UV-B.

¿Qué es delta 9 THC?

El delta-9-tetrahidrocannabinol es otro nombre por el que se conoce al cannabinnoide THC. Lo descubrió hace más de 50 años en el Instututo Weizmann de Ciencias de Israel.

Efectos del Tetrahidrocannabinol:

El delta 9 tetrahidrocannabinol tiene efectos farmacológicos al vincularse con los receptores del cannabinol, que tenemos situados en el cerebro y en otras partes del cuerpo. Al aportar THC se produce una serie de efectos, siendo el analgésico el más conocido de ellos. Es precisamente por ello por lo que suele relacionar el cannabis con el tratamiento de enfermedades con un intenso dolor. Más que el tratamiento en sí mismo, el THC ayuda a aliviar el dolor, gracias a la liberación de transmisores de la médula espinal.

Más allá del alivio del dolor, el tetrahidrocannabinol presente en las plantas de marihuana también produce la relajación o alteración de la vista, el oído o el olfato. También produce modificaciones en la fatiga, normalmente acelerando el proceso de cansancio. Por último, también está demostrado que el THC tiene efectos sobre el apetito. Según diversos estudios, elaborados sobre ratones, el delta 9 tetrahidrocannabinol es un estimulante del apetito. Genera una serie de sustancias que en contacto con otras sustancias químicas de nuestro cuerpo, aumentan el apetito y potencia el sabor de los alimentos que vamos a ingerir, aumentando en consecuencia las ganas de ingerir ese alimento en concreto.

¿Cuánto dura el THC en el cuerpo?

La duración del THC en el cuerpo viene determinada por múltiples factores:

  • Niveles de THC del cannabis
  • Frecuencia de uso
  • Niveles de hidratación
  • Metabolismo

¿Cuánto dura el THC en la sangre?

Es difícil establecer una cantidad de días exacta, porque todo dependerá de la capacidad del metabolismo del individuo para limpiar la sustancia de su organismo. Sí se pueden establecer, sin embargo, una serie de tiempos estimados en función de la habitualidad con la que se consuma marihuana.

Para consumidores no habituales o que han consumido marihuana por primera vez, el tiempo estimado de limpieza de la sustancia en el cuerpo es de cuatro días. A partir del cuarto día, según diversos estudios, estarás por debajo del umbral detectable a través de sangre (50 mg/ml). Según el Instituto Nacional de Tribunales de Drogas, entre los días 1 y 3 posteriores al consumo esporádico de marihuana, el análisis será capaz de detectar THC en sangre, de manera que será latente en los resultados que has consumido marihuana recientemente.

Si eres un consumidor frecuente de cannabis, encontrarán restos tras un análisis de sangre incluso diez días después. Ese sería el tiempo que debes dejar pasar para que los resultados no ofrezcan una concentración por encima de los 50 ng / mL. Ese sería el tiempo medio, porque volvemos a colocar a la capacidad de limpieza y el metabolismo de cada uno para eliminar del todo la sustancia. Existen casos de consumidores habituales que han dado positivo incluso un mes después del último consumo realizado.

¿Cuánto dura el THC en la orina?

Del mismo modo que hemos descrito en el punto anterior, la duración del THC en orina dependerá del consumo más o menos habitual que realice el sujeto. De hecho, en el caso de la orina, existen casos de residuos del delta 9 tetrahidrocannabinol de hasta tres meses desde la última vez que se procedió al consumo de marihuana.

En el caso de la orina, en realidad, no encontramos THC tal cual. Lo que este tipo de estudios revelan es la existencia en nuestro cuerpo de un derivado del mismo, el THC-COOH. Esta sustancia es el resultado de la filtración por parte del hígado del THC natural que trae consigo la planta de marihuana, y es precisamente el elemento detectado en los análisis de orina, y que nos dan pistas sobre si el individuo ha consumido o no con anterioridad marihuana.

Si eres un consumidor ocasional, el mayor ratio de concentración de THC-COOH es pasadas 12 horas tras el consumo. Luego, la concentración decae de forma considerada, pero no lo suficiente como para pasar desapercibida en un hipotético control de orina. Según el portal Mideloy, que comercializa test de droga, el elemento que nos confirmará que se ha consumido marihuana estará presente en la orina, al menos, entre 3 y 5 días, siempre que estemos ante un consumidor no habitual.

En consumidores diarios, tal y como hemos comentado, el tiempo es mucho mayor, y la presencia del delta 9 tetrahidrocannabinol se puede extender más allá de los 30 días, dándose incluso análisis con resultados positivos hasta tres meses después de consumir por última vez.

En cualquier caso, y de forma genérica, la forma física, la cantidad de grasa o el estilo de vida (es decir, si se tiene una vida sedentaria o si, por el contrario, se realiza actividad física) pueden acelerar el proceso de eliminación de la sustancia. Teóricamente, un deportista conseguiría eliminar con mayor rapidez la sustancia de THC en orina, en comparación con el individuo que está fuera de forma o tiene una vida sedentaria.

Dicho esto, ¿se puede acelerar la eliminación de THC-COOH de nuestro cuerpo? Es una pregunta común que se realizan aquellos consumidores que se pueden enfrentar, por motivos laborales o médicos, a una prueba para determinar la detección de este elemento en su organismo. Aunque se comercializan diversos productos que aseguran aliviar la eliminación de este compuesto de nuestro cuerpo, lo cierto es que no existen evidencias científicas de que realmente aceleren el proceso.

Según leadscience.com, el consumir grandes cantidades de agua ayudaría teóricamente a diluir en mayor medida la sustancia en la orina. Aun así, precisamente esa mayor disolución podría acarrear que la prueba fuera considerada como no válida. En este último caso, la persona interesada en limpiar su organismo de THC estaría al menos ganando tiempo, en busca de una segunda prueba que sí fuera válida.

¿Cuánto dura el THC en la saliva?

El THC puede llegar a durar hasta 48 horas en la saliva después de su consumo. Por ello, es común que consumidores den positivo en los drogotest, hasta sin consumir ese día.

Diferencia entre THC y THC-COOH

El THC (tetrahidrocannabinol) es el ingrediente activo de la marihuana. Además, es el componente químico responsable del colocón. Sin embargo, en los análisis de orina lo que se detecta no es el THC sino el THC-COOH, un metabolito del THC. Este se produce cuando el hígado descompone el THC. Lo malo es que esta sustancia se queda en el organismo durante mucho más tiempo que el THC. Sin embargo, nadie puede asegurar cuánto tiempo exactamente puede dar positivo. Esto se debe a que la tasa de THC depende y varía según el metabolismo de cada persona. Además, también influye la variedad de marihuana que estemos consumiendo, pues no todas alteran el cuerpo de la misma manera.

Sin embargo, y teniendo en cuenta que podría variar por los factores anteriormente nombrados, hay estudios que pueden arrojarnos una cierta idea de promedio.

Duración en usuarios ocasionales

Lo cierto es que los estudios hacen diferencia entre las personas que fuman de forma regular y aquellos que lo hacen de vez en cuando. Si es la primera vez que consumes marihuana o lo haces muy de vez en cuando, lo normal es que el resultado de positivo entre los 3 primeros días tras su consumo. Así lo asegura el Instituto Nacional de Tribunales de Drogas.

Al cuarto día, lo más probable es que los niveles de THC se encuentren por debajo del umbral de 50 ng/ml, que es el punto en el que damos positivo.  “Para el uso ocasional de marihuana (o el uso de caso individual), en el nivel de corte de 50 ng / mL, sería inusual por la detección de los cannabinoides en la orina extenderse más allá de los 3-4 días siguientes al episodio de fumar.”

Duración en consumidores frecuentes

Según estos mismos estudios, una persona que fuma de forma regular puede seguir dando positivo hasta una semana después de haber finalizado el consumo. Aunque lo cierto es que podría dar positivo hasta 10 días después del consumo. Al décimo sería bastante inusual que el consumidor superase el umbral de 50 ng/ml.  “Con base en la evidencia científica más reciente, la concentración de 50 ng / ml para la detección de cannabinoides en la orina, sería poco probable que un consumidor crónico produjese un resultado en la prueba de drogas en la orina positivo durante más de 10 días después del último episodio de fumar. “

Sin embargo, no se puede asegurar un fumador habitual esté libre de metabolitos de THC 10 días después de su consumo. Es más, algunos estudios aseguran que hay usuarios que siguen dando positivo tras un mes después del último consumo.  “En un caso extremo, una persona que usó el cannabis en gran medida desde hace más de 10 años logró un resultado positivo (por encima de 20 ng límite / mL) durante un máximo de 67 días después de su último uso.”

Entre los trucos más utilizados para pasar una prueba de orina se encuentra beber una cantidad excesiva de líquido. De esta forma de diluye cualquier sustancia que se pueda encontrar en la orina. Sin embargo, este también sería un motivo para que el laboratorio considerase que la prueba ha sido manipulada. Por ello, existen ciertos limpiadores de toxinas que ayudan a limpiar el THC que se encuentra en la orina, evitando dar positivo en un test. También existen limpiadores bucales, por si la prueba fuera de forma oral.

El Delta 9 medicinal

Existen claras evidencias sobre la relevancia e idoneidad del THC como elemento medicinal, capaz de aplicarse con éxito en náuseas y vómitos derivados de la quimioterapia, la anorexia y la caquexia, en personas que portan el virus del VIH. El dolor de origen neurológico, la espasticidad en la esclerosis múltiples o  en lesiones medulares hay evidencias claras de que el THC es un elemento beneficioso como medicamento.

Según el portal cannabis-med, existen además evidencias del uso positivo del THC en pacientes con Alzheimer. Unos efectos positivos que fueron descubiertos por casualidad, cuando se trataba de incentivar el apetito en este tipo de pacientes. No sólo consiguieron ganar peso, al aumentar la necesidad de ingerir alimentos. Sino que también se percataron de una mejoría en los procesos degenerativos derivados de la enfermedad.

  • Náuseas y vómitos. En este ámbito, se ha demostrado que el tetrahidrocannabinol potencia los efectos de medicamentos antieméticos, es decir, medicamentos que tratan de reducir náuseas y vómitos.
  • Anorexia y caquexia. Las propiedades del THC como potenciador del apetito han quedado demostradas en estudios que han aplicado, de forma fraccionada, 5 mg al día de sustancia. En un informe completo, realizado sobre 94 pacientes que tenían SIDA, el efecto estimulantes del apetito se prolongó, incluso, durante meses.
  • Asma. ¿Tiene el THC efectos antiasmáticos? Los primeros datos que así lo certifican datan de los años setenta. Se realizaron pruebas de consumo tanto inhalado (a través de un cigarro) como vía oral. Obteniendo un beneficio similar al obtenido por una dosis terapéutica de un broncodilatador habitual.
  • Dolor. El THC es un analgésico, según demuestran diversos estudios clínicos. Por ejemplo: en dolores neurológicos de la esclerosis múltiples; en infecciones del virus del SIDA; con el cáncer; en dolores de cabeza o en inflamaciones crónicas intestinales y neuralgias está demostrado clínicamente su capacidad para reducir el dolor.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 3,67 de 5)
Cargando...

7 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here