Semillas autoflorecientes

semillas autoflorecientes

COMPRAR SEMILLAS AUTOFLORECIENTES

     A diferencia de las semillas feminizadas, la característica principal de la semillas autofloreciente o automática, es su capacidad de florecer independientemente del fotoperiodo (horas de luz diarias) en el que se encuentre. Las variedades autoflorecientes entran en floración en un momento concreto de su crecimiento y madurez, a diferencia de las variedades no autoflorecientes, que floran sólo con doce o menos horas diarias de luz. 

Variedades de autoflorecientes 

          Antes  de comprar semillas de marihuana, tienes que saber Las variedades de semillas autoflorecientes son cruces entre las variedades más populares de cannabis con la variedad cannabis ruderalis. Esta variedad es originaria del sur de Siberia y norte de Kazajstan. Esta subespecie de cannabis se adaptó a este entorno tan hostil adquiriendo la capacidad de florar en un momento concreto de su madurez, independientemente del entorno en el que se encuentre. El frio extremo y y las pocas horas de luz diarias, hizo que esta especie acortara a pocos meses su ciclo vital completo. Esta propiedad se vino a llamar comúnmente el gen autofloreciente. Desafortunadamente las ruderalis tienen niveles de THC casi nulos. Esto fue lo que motivó a bancos y aficionados a cruzar ambas especies en busca de transferir el gen autofloreciente a las variedades ya cultivadas conservando los niveles de THC y tamaño. Eso no fue lo que sucedió... Como en todos los cruces buscados por el hombre, al principio los resultados no siempre son satisfactorios. Es con el paso de muchas generaciones y un exahustivo proceso de selección, cuando se comienzan a obtener resultados adecuados a las expectativas. Las primeras variedades autoflorecientes, tenian un ciclo vital muy corto, de aproximadamente dos meses.  Eran plantas que se quedaban pequeñas y en consecuencia poco productivas. El nivel de THC también era bajo en comparación con la misma variedad sin el gen autofloreciente.

         En la actualidad hay variedades de semillas autofloreciente que ofrece mucho mejores resultados. Gracias al proceso de selección, podemos encontrar variedades muy productivas, llegando incluso a cosechas de 300 gramos o más por planta y con niveles de THC muy elevados. Estas nuevas variedades tienen ciclos vitales más largos, pudiendo llegar a 4 ó 5 meses de vida. Esto les permite crecer durante más tiempo e incluso llegar a superar el metro de altura.

Cultivo de autoflorecientes

          La semilla autofloreciente se pueden cultivar en exterior todo el año, pero no con los mismos resultados. Estas variedades pueden entrar en floración en cualquier fotoperiodo. A mayor cantidad de horas de sol, tanto el crecimiento como la floración, serán mucho más vigorosos, consiguiendo así plantas mucho más grandes y productivas. La duración del ciclo vital completo no se verá afectado por el fotoperiodo. La mejor época para cultivar semillas autoflorecientes y obtener los mejores resultados, serán los meses más cercanos al solsticio de verano, por la gran cantidad de horas solares diarias. En los meses más fríos y con menos horas de luz, cosecharemos plantas más pequeñas y menos productivas. Tengamos en cuenta que el momento en el que la planta entre en fase de floración, puede acortarse por otros factores a tener en cuenta, como el tamaño de la maceta o el estrés. Las variedades autoflorecientes serán unas grandes aliadas si tenemos problemas de contaminación lumínica nocturna. Estas son capaces de florecer sometidas al estrés de la luz artificial nocturna, a diferencia de sus primas no autoflorecientes.

          El cultivo de semillas autoflorecientes indoor no es recomendable para cultivadores inexpertos. Al no poder elegir el momento en el que nuestras plantas entren en floración, podríamos tener problemas de poca producción o por el contrario plantas demasiado grandes que acabemos teniendo que mutilar. Aparte debemos recordar que la misma variedad en su versión no automática siempre tendrá mayores niveles de THC. Una vez dominados todos los factores, podremos cultivar autoflorecientes indoor con resultados satisfactorios. Al poder florar con dieciséis horas de luz diarias, se pueden conseguir cogollos realmente grandes y conseguir cosechas muy productivas.

           Gracias a la llegada de las variedades autoflorecientes, se ha conseguido al fin, lo que tanto se había deseado por los cultivadores de exterior, poder cosechar marihuana de calidad durante todo el año.

Nuestro grow shop te ofrece la mejor selección de semillas autoflorecientes más baratas del mercado y con la mejor calidad. 

Echa un ojo a nuestro Blog, tenemos artículos relacionados que te pueden interesar.

Cultivar autoflorecientes, ¿cómo?

Semillas autoflorecientes